Pescar bass en verano sin “quemarse”

Las zonas de hierba son productivas en verano

Las zonas de hierba son productivas en verano

La gran mayoría de pescadores de bass teme los días más calurosos de julio y agosto cuando el calor es sofocante y la humedad tan alta que, aparentemente, el bass entra en un estado de inactividad y letargo. Sin embargo, en los torneos profesionales de bass, muchos de los cuales son precisamente en esta época del año, los expertos siguen sacando buenos ejemplares del agua regularmente. A veces, la pesca a 30 o 35 grados de temperatura resulta incómoda para el pescador, pero lo cierto es que los basses están ahí y, siguiendo las tácticas adecuadas, dispuestos a tensar nuestras líneas con fuerza y deleitarnos con sus habituales saltos y cabriolas.

Uno de los mejores bass que he capturado durante mis años aquí en Texas, paraíso del bass, lo capturé en una zona pantanosa cercana al río Brazos a 37 grados centígrados de temperatura a la sombra. El día era soleado y el cielo tan azul que parecía pintado sobre un lienzo y el agua estaba quieta y transparente. No soplaba ni una brizna de viento y las cigarras se dejaban oír con fuerza, regalando nuestros sentidos con su estridente chirriar. La pesca se desarrolló entre las 12 y las 2 de la tarde, de forma que la humedad era terrible, por encima del 90%, y los 37º se sentían como cuarenta y tantos. Sin embargo, yo sabía que los peces estaban allí y que utilizando los señuelos adecuados, mis opciones de capturar alguno eran elevadas. No tardé en tener la primera picada de un pez muy combativo que no pude cobrar. 45 minutos más tarde un segundo bass engullía mi french fry de 5 pulgadas. En seguida supe que era un pez grande y maniobré rápido para asegurar que no se soltara en una de sus piruetas. Antes de soltarlo, ese bass pesó 2,3 kilos en mi báscula Rapala y midió casi 50cm. Un pez de los que no se capturan todos los días pero que sin duda alivió mucho la sensación de ahogo que se sufre en los días más calurosos del mes de agosto tejano.

En realidad el verano es la estación del año que más oportunidades presenta para el pescador de bass. Sabemos que en líneas generales el bass se mantiene en aguas relativamente poco profundas en primavera y otoño y que en invierno tiende a agrupase en las zonas más profundas. Estas pautas nos permiten localizar los peces con mayor facilidad. Pero llega entonces el verano y el bass puede estar en tan solo unos pocos decímetros de agua muy cerca de la orilla o escondido en las profundidades en densas coberturas donde pocos pescadores tienen por costumbre pescar.

Por otra parte, tenemos el asunto de las tácticas y los señuelos. Al igual que hay algunos señuelos y presentaciones que no funcionan durante el resto del año, hay otros que no capturarán basses en los meses cálidos. La cuestión por su puesto es discernir cuáles son los señuelos apropiados y cuál la táctica a seguir para dar con la presentación adecuada. En este sentido, un buen conocimiento de la zona de pesca en la que vayamos a tentar a los largies y de cómo éstos se comportan en función de las características de su entorno acuático nos dará, como casi siempre, la pista clave para apuntar en la dirección correcta. Esta clave de la que hablamos no es otra, básicamente, que descubrir a qué profundidad están situados los peces después de haber abandonado ya sus frezaderos. En la mayoría de masas de agua los peces se situarán en las aguas más profundas que encuentren donde el alimento no falte, y donde exista cobertura que les proporcione confort. Algunos expertos creen que por lo menos un 80 por ciento de los peces de una masa de agua determinada migrarán hacia las profundidades en verano.

Sin embargo, esto no significa que la mejor pesca vaya a estar siempre ligada a pescar profundo o prácticamente sobre el fondo. Es más, pensar que las aguas calientes y las altas temperaturas exteriores conducen a todos los peces hacia los fondos es una idea común pero equivocada. La mayor parte de los torneos profesionales de bass en los Estados Unidos se celebran en los meses cálidos y aproximadamente el 96 por ciento se ganan pescando aguas de menos de 2 metros de profundidad. Por ejemplo, en verano de 1999, con temperaturas de más de 32 grados, los pros capturaron la mayoría de peces del Bass Classic celebrado en el Lousiana Delta en menos de 50 cm. de agua. Más al norte, se capturan muchos peces en verano en los bancos de hierba en orillas poco profundas cuando la temperatura del agua alcanza los 26 o 27 grados.

Como he comentado en alguna ocasión, un 20 por ciento de los peces de un lago o embalse es mantendrán en aguas poco profundas casi todo el año salvo en condiciones climatológicas realmente extremas. A esto hay que añadir que nuestras posibilidades de capturar estos peces son mayores y que por lo tanto parece lógico dedicar nuestros esfuerzos a localizarlos y centrarnos en su pesca. Y por último, no debemos olvidar que los peces en estas circunstancias estarán posiblemente más activos que sus vecinos en el fondo. Tengo que decir que respeto mucho a los pescadores que saben como utilizar sus aparatos electrónicos para localizar peces en abismos casi inalcanzables y dedican largas horas a explorar estructuras sumergidas a 15 o 20 metros de profundidad. Yo, personalmente sé que me irá mejor intentando pescar esos peces cercanos a la superficie que, quizás, incluso podré ver. Confío más en mi mismo en este tipo de situaciones de pesca y por lo tanto me concentro en esos bass que tengo a mi alcance. Tened siempre presente que la confianza, sobre todo cuando estamos sudando la gota gorda a más de 30 grados, es un factor decisivo a la hora de perseverar y llevarnos el gato al agua.

A partir de aquí hay una serie de factores que podemos considerar a la hora de buscar este 20 por ciento de peces. En lagos de agua turbia, por ejemplo, los peces estarán en zonas de menor profundidad. Lo mismo ocurrirá en lagos con grandes bancos de hierba cerca de la superficie. Los peces se mantendrán en la hierba durante todo el verano. Encontremos la hierba y daremos con los peces. Otro factor que es obligado mencionar es el del alimento. Tan pronto como los pececillos de los que el bass se alimenta abandonen las orillas, el bass se situará en los límites de puntales, cortadas y estructuras como maleza sumergida o tocones donde emboscará a estos pececillos a primera y última hora del día. No podemos olvidar tampoco el viento. En lagos de agua clara, un viento lo suficientemente fuerte como para rizar la superficie en zonas de hierba sumergida convertirá estos apostaderos en auténticos puntos calientes para la pesca con poppers y otros señuelos de superficie.

Hechos estos comentarios generales, repasemos ahora con más detalle donde y cómo podemos localizar y capturar bases en verano.

Grandes embalses

Después de la freza, el bass seguirá rutas a lo largo de puntales, canales de barrancos sumergidos y zanjas inundadas dirigiéndose hacia puntos más profundos normalmente cercanos a aguas abiertas. Una vez más, hablar de profundidad y de su incidencia es relativo. Cerca de la presa de un embalse por ejemplo, la profundidad es en general mayor que en las reculas o cerca de las confluencias del canal principal de forma que unas mismas estructuras se pueden encontrar en lugares distintos a profundidades diferentes. En otras palabras, un montón de ramas sumergidas cerca de la pared de la presa en una orilla muy pendiente puede albergar peces a 10 metros de profundidad, pero lago arriba esta misma estructura estará tan solo a 2 o 4 metros bajo el agua y, muy probablemente, también albergará peces. En estas zonas habrá una población de bass residente que no habrá oído nunca hablar de aguas profundas como las que dan cobijo a los peces que viven cerca de la presa. Estos dos escenarios pueden estar a kilómetros de distancia y los peces no realizan, por lo general, migraciones tan largas. Una buena táctica en estas zonas cercanas al canal principal o a los lechos de barrancos es lanzar un montaje estilo Texas hacia los salientes a muy poca profundidad en estas diminutas extensiones de agua. Son objetivos concretos que debemos trabajar uno a uno haciendo saltar por ejemplo una salamandra o lombriz de vinilo desde estas cornisas hacia el lecho principal. Si hay tocones a lo largo de los márgenes sumergidos del canal también es efectivo recorrerlos longitudinalmente con este mismo montaje.

Otro tipo de estructuras en las que merece la pena concentrarse son los puntales. Especialmente en esta época del año, este tipo de accidentes orográficos nos darán pistas para encontrar a los peces. Éstos los utilizan rutinariamente para desplazarse desde las zonas menos profundas a las más profundas. Hay dos tipos de puntales, los que vemos y los que no vemos. Los más interesantes son sin duda los que no vemos pero podemos intuir. Quizás sin la ayuda de un mapa topográfico esto nos será difícil pero la observación de nuestro lago habitual cuando el nivel es más bajo nos ayudará a encontrar puntos calientes cuando el nivel sea más alto. Hay que hacer pequeños dibujos para recordar la orografía que vimos en su día y que ahora no vemos. Con las modernas sondas electrónicas, los pescadores americanos recorren los lagos buscando bancos de pececillos que estén suspendidos cerca de estos puntales y lanzan sus señuelos sobre y alrededor de las estructuras sumergidas más cercanas a estos bancos de peces pasto. Si se dan estas dos circunstancias, es muy posible que tengamos bass activos a no más de 4 o 5 metros de profundidad. Entonces pescaremos intensamente las capas altas, descendiendo poco a poco hasta pescar sobre el lomo del puntal en sí. Los vinilos montados al estilo Carolina son una opción que utilizan muchos y que parece mejorar cuando optamos por colores naturales como calabaza o chartreuse. También crankbaits en estos colores resultarán efectivos. Yo pesco la columna de agua buscando peces suspendidos con los crankbaits y cambio a un montaje Carolina para pescar justo sobre el fondo y más lentamente.

En embalses profundos con bosques sumergidos, encontraremos al bass suspendido cerca de las últimas líneas de árboles, las más cercanas a los extremos de los puntales. Profesionales como Brian Snowden gustan de lanzar shaky worms y utilizar montajes tipo drop shot en estas circunstancias. Las copas de los árboles en estos puntales pueden situarse entre 6 y 10 metros bajo el agua, lo que ya supone pescar a cierta profundidad, y parece pedir una pesca vertical agitando nuestros señuelos sobre las puntas de los árboles que dan cobijo a estos bass. Sin embargo, si a esa misma profundidad localizamos un fondo de grava, otra vez un montaje Carolina funcionará mejor.

Si el embalse no es tan profundo y tiene un fondo espeso de hierba, los peces se situarán en el extremo exterior de los bancos de vegetación a principios del verano. Hablamos ahora de apostaderos a una profundidad no superior a los 5 metros, especialmente en zonas donde hay alguna irregularidad o cobertura en particular, a lo largo del canal principal del cauce en cuestión o los límites externos de las curvas que éste describe. Los puntos donde haya macizos de hierba aislados también suelen ser muy productivos. Más tarde, en pleno verano, cuando la vegetación alcanza la superficie, una estrategia a seguir es utilizar una lombriz grande de hasta 10 pulgadas con un lastre de 1 onza y trabajarla de forma que penetre verticalmente en los agujeros de la vegetación. Normalmente, estas estructuras son muy tupidas en la superficie pero tienen oberturas por debajo donde el bass gusta de merodear en verano para alimentarse.

1 comentario

  1. jose hernandez said,

    agosto 9, 2009 a 9:07 pm

    hola soy un aficionado a la pesca deportiva,tengo un barco pequeno y jamas he podido pescar en este lago ya le dado todo tipo de carnada y todo tipo de anzuelo ,ya no se que hacer ,se me orientara se lo agradesco ,yo no se como poner ni la carnada ,gracias jose


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: