Junk Fishing para capturar más bass (1)

El junk fishing es un término que, en los últimos años, ha estado en boca de casi todos en los circuitos profesionales de bass. Literalmente, junk fishing significaría “pescar con baratijas o trastos viejos”, con objetos o artilugios que pertenecen más al cubo de la basura que a nuestra caja de señuelos. Sin embargo, en el fondo, lo que estas dos palabras pretenden transmitir es la necesidad de pescar con una variedad de cebos y montajes de la forma más versátil posible. El junk fishing consiste en romper los patrones clásicos para la pesca del bass y recurrir a todo lo que sea necesario para engañar esos bass que no parecen sucumbir a los encantos de los típicos crankbaits, spinnerbaits o vinilos presentados de forma convencional  y siguiendo los patrones habituales, tanto estacionales como meteorológicos.

Un buen bass de más de 2 kilos

Un buen bass de más de 2 kilos

Michael Iaconelli, quizás gracias a su conocida excentricidad, es el profesional del bass en los Estados Unidos, que todo pescador relaciona inmediatamente, y con mayor frecuencia, con el término junk fishing. Ike es quizás el bass pro que más lo ha popularizado. Sin embargo, él mismo admite que el verdadero maestro, y a quién Ike siempre ha tratado de emular, es Woo Daves, cuya versatilidad frente al agua está fuera de toda duda. Dado su éxito, Daves se ha ganado la reputación de ser el junk fisherman por excelencia. Daves nos ha demostrado que hay situaciones y momentos de la temporada en que uno no podemos aferrarnos tozudamente a los patrones, estrategias y señuelos que “siempre” funcionan, porque ser versátil se hace muy necesario, si no imprescindible.

En otros artículos he mencionado la importancia de tener un pequeño grupo de señuelos favoritos en los que tengamos gran confianza y que utilizaremos mayormente en nuestras salidas de pesca. En este sentido, Michael y Woo son excepciones que, aunque solo confirmen la regla, merecen especial consideración a la hora de afrontar ciertas condiciones en la pesca del bass. Por ejemplo, cuando sabemos a ciencia cierta que en una zona determinada hay un grupo de bass que no parecen estar apostados en ningún tipo de cobertura en particular ni a una profundidad determinada, es cuando este tipo de rinde al máximo nivel. Localizar esos peces y llegar a clavar alguno puede requerir de la utilización de 5 o 6 técnicas diferentes y 10 o 12 señuelos distintos. Trabajar un cierto número de señuelos con diversas presentaciones nos permitirá cubrir perfectamente esa zona donde están los peces y, si todo va bien, conseguir alguna picada que nos oriente sobre cuál debe ser nuestro próximo paso. Y de eso se trata el junk fishing. El junk fishing es una estrategia que nos ayuda a encontrar el patrón en el que concentrarnos y que nos permite seguir pescando con efectividad incluso si no llegamos a dar con ese señuelo y esa presentación que esperamos encontrar y que funcione con consistencia.

Publicado en TROFEO PESCA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: