Doodling y dropshotting para bass (1)

Drop shotting, doodling, finesse, palomar knot… hoy en día son vocablos frecuentes entre los pescadores americanos de los circuitos profesionales de bass. Palabras que a menudo han significado el inicio de una época o de una serie de triunfos de un joven profesional con ganas de hacerse un sitio entre los mejores. Otras veces eran fruto del trabajo de algún veterano del circuito que, tras revolver en el baúl de los recuerdos, recuperaba uno de esos montajes tan populares en antaño que, convenientemente adaptados a la pesca moderna del bass, irrumpían en un torneo de repente y sembraban el pánico entre los bass más cautelosos mientras que llevaban a la mesa de pesaje a los más agresivos y osados.

La pesca finesse también proporciona buenas capturas

Siempre recordaré la primera vez que presencié en directo un Bass Master Classic en ESPN2, un domingo de junio, en una calurosa y húmeda mañana de verano típica del sudeste tejano. La retransmisión era en directo desde Three Rivers, en Pittsburg, donde la expectación era inusitada por ver si Kevin Van Dam y Ike Iaconelly hacían valer su condición de favoritos y se disputaban el título en esta última jornada. Fue en ese día de 2005 cuando descubrí el significado de drop shot como técnica de pesca para el bass. Lo cierto es que KVD ya lo había estado practicando con gran efectividad en los lagos de aguas claras de Nueva Inglaterra para capturar excelentes bass de boca pequeña y hasta cierto punto se sospechaba que la técnica podría ser igualmente efectiva para el bass de boca grande. Muchos seguramente ya practicaban y creían en este montaje pero para mí, sinceramente, era casi como pescar seatrout con gamba viva en las playas de la isla de Galveston. Sin embargo, no tardé en descubrir cuáles eran los secretos de montar una pequeña lombriz de vinilo de unas pocas pulgadas de longitud en un pequeño anzuelo en una línea de fluorocarbono. Y después llegó el doodling, y reforzó si cabe mi creencia en este sencillo pero extraordinariamente productivo método para la pesca del bass.

Basado en la sencillez

Los pescadores necesitamos entender que un altísimo porcentaje de los peces que capturamos no atacan nuestros engaños porque estén hambrientos. La mayoría acomete los señuelos  que se cruzan en su camino de forma instintiva o por reacción e incluso por el movimiento de éstos. Así, muchos de los artilugios que utilizamos para la pesca del bass son spinnerbaits, crankbaits y otros con acciones parecidas. Sin embargo, en los Estados Unidos, todo pescador de bass que se precie sabe que el señuelo que más peces captura es la lombriz de vinilo. En este tipo de pesca, y sobre todo cuando se trata de técnicas finesse para peces resabiados, la lentitud es fundamental. Esto no es una novedad y todos nos esforzamos en pescar desesperadamente lento, especialmente para tentar a los grandes ejemplares.  En este sentido, a menudo no damos la importancia que tiene al tamaño de nuestro lastre. La regla básica dice que a menor peso, más lenta debe ser la recuperación. Cuando los peces está hambrientos, los fanáticos de la pesca con lombrices de vinilo no dudan en considerar este señuelo su opción favorita. La ventaja del montaje drop shotting es que también podemos imprimir un poco más de acción a nuestro señuelo. En el fondo, cuando el lastre ha tocado fondo, lo que estamos haciendo es maniobrar con una lombriz que no está sujeta a ningún peso adicional.  Pende directamente de nuestra línea y mientras seamos capaces de sentir que nuestro profundizador reposa en el fondo, la acción del señuelo será todo lo natural, errática o estática que nosotros queramos. Además, podemos mantener el engaño durante largo tiempo en la misma posición sin que necesariamente esté quieto, lo que, como ya sabemos no es nada malo para el bass (qué mejor que el dead stiking para este centrárquido, en según qué situaciones de pesca). Sea lo que sea que el pescador prefiera hacer con su lombriz, sacudirla, hacerla nadar o sencillamente dejarla llevar por la corriente, el drop shotting permite colocar un señuelo altamente atractivo para el bass en la columna de agua y suspenderlo en ella de una forma muchísimo más natural que con cualquier otro montaje.

Publicado en TROFEO PESCA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: