Doodling y dropshotting para bass (2)

Incluso los más grandes sucumben con las técnicas finesse

El montaje básico

Al final del Classic de 2005, el propio Rizk afirmaba que el drop shotting es una técnica mucho más versátil de lo que había imaginado ya que se puede utilizar a distintas profundidades y alrededor de diferentes tipos de estructuras y coberturas. Y en efecto, con el drop shotting podremos tentar peces en bancos de hierbas a menos de un metro de profundidad y también acercarnos a bass apostados en estructuras a 10 metros de profundidad.

Cuando diseccionamos el montaje, vemos que un elemento que es una constante es el llamado nudo Palomar, utilizado para sujetar el anzuelo a la línea principal. Es muy importante, a la hora de realizar esta operación, asegurarse de que la última vuelta del nudo la hacemos de arriba abajo para que la punta del anzuelo quede mirando hacia arriba cuando el aparejo esté en el agua con la línea convenientemente tensa.

Otro factor a tener en cuenta es la distancia a la que situamos el anzuelo respecto al lastre, lo que en según qué círculos se denomina “bajo de línea”, aunque en este escenario sigue siendo parte de la línea principal. Esta distancia dependerá de la profundidad a la que vayamos a pescar, la claridad de esta y la situación de los peces respecto al fondo. Para determinar esto último lo mejor es contar con la ayuda de una sonda con la que podamos localizar a los peces y ver cuál es su nivel de actividad. Esto nos guiará a la hora de decidir la longitud de este bajo de línea. Algunos pescadores japoneses son partidarios de utilizar bajos muy cortos, de entre 10 y 15 centímetros. Otros pescadores, como por ejemplo Aaron Martens utilizan normalmente bajos más largos, de longitudes que se situarán entre los 15 y los 25 centímetros.

Los pesos que han demostrado mayor productividad se mueven normalmente entre 1/16 de onza y los 3/8. Respecto a los tipos de lastre, cabe decir que los más básicos son los del tipo “pera”, que son también los más económicos y utilizados, pero que los hay tan sofisticados como los de tungsteno, mucho más caros, que vienen equipados con emerillones giratorios de tipo pinza.

Dependiendo de su aplicación, el tipo de cobertura y la presencia de estructuras, las resistencias de la línea también pueden moverse en un espectro bastante amplio, siendo las más básicas de entre las 8 y las 10 libras de resistencia.

En cuanto a las cañas y los carretes, parece que la utilización de equipos de lanzado ligero es una opción generalizada para aguas profundas con pesos ligeros mientras que los equipos de casting han demostrado estar mejor diseñados para líneas más pesadas en situaciones de pesca en coberturas espesas y aguas someras.

Finalmente tenemos que hablar de los anzuelos. Un pescador de bass necesita dos tipos básicos de anzuelos para este tipo de pesca. El primero es el clásico anzuelo de pata corta para cebo en los números 2 y 4 para utilizar con vinilos que vayamos a sujetar por la nariz. Esto se da en zonas de escasa cobertura. El segundo es un anzuelo wide gap para lombrices de vinilo que utilizaremos en los números 1/0 o 2/0 según la longitud y el grosos de la lombriz a utilizar.

Publicado en TROFEO PESCA

Foto: Larry D. Hodge (TPWD)

1 comentario

  1. BERNARDO said,

    abril 25, 2011 a 6:39 pm

    PEAZO BICHARRACO YO SUEÑO CON UNO COMO EL DE LA FOTO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: